jueves, agosto 07, 2008

In love ≠ ON Love


El Amor no es sentir algo hacia alguien. Es una energía en abstracto, disponible para todos y en cada uno de nosotros. SENTIR AMOR ES SENTIR EL FLUJO DE ESA ENERGÍA. Es encontrar la resonancia en nosotros mismos, en la naturaleza, en los ojos de otras persona.

El Amor es una especie de matriz energética que está en todo, pero de la cual paradójicamente nos desconectamos muy a menudo...bah, pasamos la mayor parte del tiempo unplugged...jaja.

El Amor no se crea ni se destruye...sólo se transforma. No es posible dejar de sentir, dejar de ser amor. Sólo es posible dejar de percibirlo.

Love is in the air...we breathe.

Respirar es un acto de AMOR.

Y SER (ser con plena conciencia), también. Inclusive cuando se expresan energías y sentimientos de odio, el Amor está presente. Es el sustrato básico del que se desprende toda experiencia. TODO ES POR AMOR. Inclusive el dolor y el conflicto, tienen la amorosa finalidad de enseñarnos, de llevarnos a ser lo que somos, lo que vinimos a expresar...la finalidad de sacarnos de la sarasa! Y sí, el sufrimiento hasta ahora ha sido el medio más eficaz para empujarnos a buscar más allá...pero no es el único.
AMOR ≠ EMOCIÓN
Somos adictos a la emoción, y la emoción siempre contiene dos cosas: placer y sufrimiento. Aunque sólo se manifieste una, den por sentado que la otra está a la vuelta de la esquina. Es un ciclo. Como el tiempo...

"Es un instintivo deseo de rastrear novedades
Es humano soportar el paso del tiempo
Es el amor por la novedad entre la repetición de la rutina
En la vida darse cuenta que nada dura para siempre mientras pasa el tiempo
Aquí están los amantes locos uno por el otro
Pero luego de una larga relación, no es el amor que ha decaído, son sus corazones vibrantes, su química, su pasión y su anhelo
Estoy exponiendo una pregunta para ellos. Una muy absurda."
Kim Ki Duk

¿Qué es el Amor?

Esa es la pregunta absurda. O también ¿Por qué amamos? ¿Qué amamos en otra persona?

Se piensa que el amor es algo irracional. Entonces no profundizamos en ese sentimiento (extrañamente, porque analizamos todo). No vamos más allá del sentir. Y luego los artistas se encargan de transmitir sus visiones dramáticas sobre el amor: el absurdo, el paso del tiempo, la incomunicación, la imposibilidad de llegar al otro, el fin de la pasión, la tragedia de la separación, etc, etc (o también las ultrasweet, el te quiero te adoro te compro un loro y no sé cómo puede vivir tanto tiempo adentro del tupper hasta que te encontré, porque vos sos lo que siempre desée con todo mi corazón de melón lleno de pasión, etc, etc)

Entonces, todo lo que entendemos del Amor es la cáscara emocional, la capa superficial en la cual lo vivenciamos.

El verdadero Amor nos asusta.

Ayer decía que no es posible hacer el amor con una persona si no es posible mirarala a los ojos durante cinco minutos sin desviar la mirada, sin mirar otra cosa que el fondo de sus ojos. Parece fácil. Hagan la prueba.

¿Cómo vamos a hacer el amor si no confiamos en el AMOR?

Porque de eso se trata. No de confiar en el otro. No sabemos nada del guión de vida álmico de otra persona. Puede cambiar imprevisiblemente, puede elegir canalizar su energía amorosa de otra manera, puede irse al carajo, puede desencarnar. Pero el AMOR no cesa, porque el AMOR no está encarnado en otra persona. Simplemente ESTÁ. Simplemente ES. Objetualizamos el amor, lo llenamos de atributos del ego, lo deformamos. Y ése es el origen de todas nuestras desdichas.

Por un lado sabemos, intuímos, que el amor es un gran sentimiento oceánico de dicha. Que es eterno, ilimitado, absoluto. Por otro lado, lo convertimos en esa cosa chiquita de apegarnos a otra personita miedosa como nosotros, y jugar al viejo juego de placer y dolor. La mayoría de la gente busca placer y escapa a la menor señal de sufrimiento. Otros, almas más viejas y conocedoras del sufrimiento, parecen regodearse en él, encuentran placer en el sufrir por amor. Y es verdad que es necesario conocer el sufrimiento, profundizar en él, como en cualquier cosa, para poder trascenderlo. Pero....

¿Por qué no podemos permanecer en la alegría?

Porque no confiamos en nuestro flujo de Amor.

Porque pensamos que es algo que hay que buscar afuera, y una vez “conseguido”, asegurarlo por todos los medios posibles. El ego quiere certezas...porque está muerto de miedo, condenado en la paradoja de un egoísmo necesitado. Necesito a otro porque no sé quién soy, entonces busco a alguien que me lo espeje y luego me apego a esa pesona como medio de prolongar la sensación de seguridad. Que indefectiblemente fracasa, claro. porque la permanencia no es la naturaleza de las cosas en este mundo. No en el modo en que nosotros entendemos la permanencia. Las cosas, las posesiones, los cuerpos no son permanentes: la energía sí.

Confianza es una palabra a la que hemos dado acepciones extañas. Decimos que confiamos en alguien cuando esperamos que no defraude nuestras expectativas, basadas en los valores compartidos. Valores parece ser una palabra intachable, y raramente alguien se para a comprobar la veracidad de esos valores.

Básicamente valores significa que aceptamos un modo de vida que es el políticamente correcto. El que nos han enseñado las buenas gentes bienintencionadas, en su ignorancia de la vida verdadera. Un modo en el cual unos se preocupan (emocional y no amorosamente) por otros, hasta el punto de cohartar su desarrollo evolutivo. Sí, porque muchas veces lo que el otro necesita es justamente soltarse del amor apegado con el que lo obsequiamos y encontrar él mismo sus propias verdades. Ser su propio maestro, que en definitiva es el único camino real. Los otros son caminitos medrosos del ego que necesita seguir a alguien, confiar en alguien, creer en algo, identificarse, reivindicarse a sí mismo y a su modo de sentir y existir en el mundo. Porque sino...nada tendría sentido, verdad? Para el ego, claro...pero es justamente en ese punto, cuando nos damos cuenta del absurdo, que empieza la vida verdadera.

I forget who I am when I’m with you...canta Goldfrapp

Y sí...en el AMor nos olvidamos de quiénes somos...es irrelevante...nuestra personita, el ego, deja de existir...se funde con Todo lo que Es. Y eso es PURA BELLEZA.

Yo me quiero fundir...y usted? jaja

Tejer magia...pero no sólo de a uno o de a dos. Es gradual. Uno empieza por entender el Amor dentro de sí, y por supuesto que no se entiende con la mente. Se empieza por sentir la Verdad, que es diferente a otros sentimientos a los que estamos acostumbrados. La Verdad es un estado de profunda calma, lucidez y belleza sin causa. Y luego podemos entrar en flujo con otra persona, desde ese lugar. Eso es Amor. Y podemos compartirlo con todos.

Amor es ser quien somos. Debajo de todas las capas de ego, está el ser real.

Ahora me doy cuenta que mi psoriasis es eso...literalmente capas de ego para proteger la piel, capas de miedo, de emoción...capas y más capas para aislarse del mundo. Para que el mundo no me lastime.

Y ahí está el “problema” del Amor...que no es tal. Amar no es preguntarse acerca del bien o el mal que puede causar el mundo en mí. No es evaluar eso para salvaguardar mi cuerpo emocional o exacerbarlo, según el caso. Es dar. Es estar en el punto de percepción opuesto, en el cual yo no espero ni temo nada. Es un lugar de paz interna desde el cual puedo nutrir a otro, puedo compartir mi ser amoroso con otro...and this is such a gitf! El regalo del amor no es la “sensación”, las florcitas de colores del estar enamorado y todo eso. Tampoco el hábito, la costumbre, el alivio de estar junto a alguien afín en este mar de individualismo y destrucción en que hemos conertido al mundo.

El Amor es una aventura infinita. Un viaje de descubrimiento hacia nuestra propia y dormida capacidad de AMAR. Y es EXPANSIVO. No se trata de amar a una persona...se trata de amar Todo lo que Es, así tal como es, sin pretender cambiar nada por nuestro interés personal...ni siquiera (y aquí es donde suelen perderse los trabajadores de la luz) por un bien mayor.

El Amor ACEPTA. No lucha, no cuestiona, no pretende alterar nada.

Es el ego el que necesita reivindicarse a sí mismo con esos movimientos! No el Amor! El Amor no necesita nada, más que SER. Y ES. La pelota está de nuestro lado; está en cada uno RESPONSABILIZARSE POR SU PROPIO AMOR y encontrar la manera de VIVIR DESDE EL CORAZÓN y VERTER SU AMOR EN EL MUNDO. Sin luchas ni conflictos.

Nunca puede haber nada conflictivo en el amor, se dan cuenta? El conflicto está en el ego, y el ego no es Amor...no puede entenderlo, porque es una energía que rebalsa su naturaleza mezquina y autoprotectora.

De repente entendí que el Amor se hace muy quieto...me dieron ganas de estar así, quietita, junto a alguien. Casi no hay movimiento. Es como estar sumergido en un lago de hielo increíblemente dulce...de ahí la metáfora de los osos polares ivernando!

Hoy me llegó esto:

“La búsqueda de la libertad es la única fuerza que yo conozco. Libertad de volar en ese infinito. Libertad de disolverse, de elevarse, de ser como la llama de una vela, que aún al enfrentarse con la luz de un billón de estrellas permanece intacta, porque nunca pretendió ser más de lo que es: la llama de una vela.”

El Arte de Ensoñar


Qué bueno...porque Libertad es Amor! Amor es volar en el infinito, y buscar el Amor es lo único que vale la pena...pero buscarlo bien! Buscarlo en el único lugar donde está: adentro. Se invierte toda la ecuación, se dan cuenta? Cuando tomo contacto con mi tesoro interior, con la lucecita que hay en mí y en cada uno de nosotros, no salgo afuera a buscar, sino a dar.

Amor es disolverse, elevarse...SER. Y la llama del Amor permanece intacta.

En verdad, la peli de Kim Ki Duk (y miles de otras, y de libros, y canciones, y poemas) no habla de Amor. Habla de lo que no es amor. De las confusiones que tenemos los humanos cuando tratamos de vivir el Amor desde el ego, la necesidad y el miedo.

Vivir un amor es ser humano. Vivir EN el AMor es ser un Mago.

El Mago que hay en cada uno de nosotros, que el mundo necesita desesperadamente.

1 comentario:

el hombre de la baraja de la derrota dijo...

que bello lugar y tus palabras me han hecho pensar mucho y coincidir en muchos pasajes

mis saludos

y la invitacion a que pases por mi espacio si no es un atrevimiento

 
Creative Commons License
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 2.5 .