sábado, agosto 25, 2007

Orgullo nacional...?


De Ara, a esta altura del partido, sabemos dos cosas: una, cualquier corte y/o color de pelo le queda bien. Dos, vende lo que sea: agua saborizada, peluquerías, autos...por algo la chica es una empresa. Ahora...yo veo esta imagen, y la metáfora es tan...notoria. Por si quedaban dudas, a Ara la vistieron de elegante negro, onda gata sofisticada, para asociarla aún más (por si el copete no fuera suficientemente claro...) a la carrocería del auto en cuestión...

Toda enfundada en negro, pero con el escote bien abierto, claro...las tetitas en bandeja, fundamental...no sea que algún desubicado la confunda con Trinity o algo distinto a un OCNI refinado...

Lo de "comprate este auto para cogerte a esta mina" tampoco es nada nuevo...es la manera en que vienen vendiéndolos desde los albores de la historia automotriz, básicamente...

Ahora, la frasecita de "orgullo nacional" me quedó rebotando...cuál es, exactamente, el orgullo...? Chicas lindas, ex modelos devenidas actrices, en este país hay para tirar para arriba...así que el motivo de orgullo debe pasar por otro lado. Claro! Por el lado Sutherland...! Ahora sí...

No sé si se habrán dado cuenta, pero filmar un comercial con Kieffer Sutherland entraña la posibilidad más o menos real de encamarse con Kieffer Sutherland...lo cual no es moco de pavo. Yo creo que la ilusión de "cogernos" a un yanqui exitoso, y por ende, simbólicamente, a la nación yanqui toda (en vez de ser sistemáticamente cogidos por ellos) es una fantasía acariciada por muchos, muchísimos argentos...ahí sí, lo del orgullo nacional cierra perfectito. Tienen más guita que nosotros...manejan el mundo...hablan inglés sin tener que ir a ninguna academia berreta...laburamos para ellos...en el fúbol no nos podemos reivindicar, porque juegan tan mal que ni da satisfacción ganarles...cómo resolvemos este entuerto? Ah, ya está! Que Ara se coja (aunque sea simbólicamente) a Kieffer; después nosotros nos compramos el auto para cogernos (aunque sea simbólicamente) a Ara, y así simbólicamente nos cogemos a Kieffer, y por ende, a toda yanquilandia...

Ah, queridos...las maravillas de la simbólica. En el reino de los simbólico, todo, absolutamente todo, es posible...

No es brillante la publicidad...? Trabaja con el inconsciente colectivo mejor que cualquier profesional del diván...no para curar a nadie, claro, sino para acentuar el síntoma...pero bueno, son detalles...

Y que conste que considero la psicoterapia una pérdida de tiempo más o menos entretenida...

4 comentarios:

AD dijo...

Perdón...el C4 ¿viene con diván?
¿Se lo coje en el auto?
¿La espalda o las tetas contra el volante?
Ojo con sacudirese que viene con AirBag. Usted se imagina, los dos abrochados y atrapados. ¡Que imágen para los bomberos!

Serena dijo...

Tu analisis es muy bueno. Pasa que denota cierto resentimiento, pero no deja de ser muy muy bueno.

Eliana dijo...

es por eso que decidí analizar menos...y sentir en vez de resentir :)

Fabián Fucci dijo...

Y sí... Es como una cogida transitiva. Lástima el peligro de pescarse algún bicho en el camino. :-(

Una descripción impecable.

 
Creative Commons License
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 2.5 .